Las tres Gracias

Una pintura llena de colores saturados, de fuertes contrastes y explosiones de pigmento. La obra evoca al cliché de la sexualidad, haciendo referencia directamente al mundo de la pornografía, hoy en día idealizado como ejemplo de belleza máxima para una gran parte de nuestra sociedad.

Las tres diosas, Aglaya, Talia y Eufrósine, presiden y coronan la composición de la obra. Una versión de las tres Gracias en honor al escultor francés James Pradier. El frenesí, el sexo, la pasión, incluso la violencia, tiene cabida en esta escena, en donde se dan rienda suelta a los instintos más primarios del ser humano.

En un plano secundario, integrados entre líneas y colores, existen unos garabatos con forma humanoide que el artista llama “los duendes”. Unas formas que no están a simple vista y que tenemos que observar con atención si queremos encontrarlas. Un juego que Iván M.I.E.D.H.O. plantea para el espectador, una forma distinta de diálogo entre público y artista.

Obra realizada en acrílico y técnica mixta sobre lienzo, 120×70 cm.

Detalle central de “Las tres Gracias”, obra de Iván M.I.E.D.H.O.
No Comments

Post A Comment